El sarro dental, que también recibe otros nombre, como cálculo o tártaro, es la calcificación de la placa bacteriana. Además de ser muy antiestético, esta sustancia, dura y amarillenta, puede ser la causa de diversas patologías bucodentales, como es el caso de la gingivitis y la periodontitis. En este sentido, podemos distinguir entre el sarro supragingival, que aparece especialmente entre los dientes y en la base de las encías, y el sarro subgingival, que se acumula, en bolsas periodontales, por debajo de la línea de las encías.

En este artículo, desde nuestra clínica dental en Rivas Vacíamadrid, te explicamos cuáles son las consecuencias del sarro para la salud bucodental y cómo podemos prevenir su formación.

Consecuencias del sarro para la salud bucodental

Muchas personas temen la formación del sarro por motivos estéticos, ya que su acumulación amarillea la sonrisa, dando una sensación, además, antihigiénica. Sin embargo, sus consecuencias para la salud bucodental van mucho más allá.

Junto con la placa bacteriana, el sarro es una de las causas principales del desarrollo de la gingivitis y la periodontitis, dos patologías que afectan a las encías y a los tejidos que rodean y soportan los dientes.

En un primer momento, por lo tanto, el sarro puede provocar la inflamación y el enrojecimiento de las encías. Esta patología, la gingivitis, es reversible, pero, si no se trata de forma adecuada, puede evolucionar hasta convertirse en periodontitis. En casos de periodontitis severa, el paciente puede notar la movilidad de los dientes que, en última instancia, pueden caerse.  

Por otra parte, el sarro también está asociado al mal aliento o halitosis.

Prevención del sarro

La prevención es fundamental para evitar la acumulación de placa y la calcificación de esta en sarro. La higiene bucodental exhaustiva, la limpieza dental profesional, como mínimo, una vez al año, y las revisiones odontológicas periódicas son tres de las claves para prevenir eficazmente su formación.

Además del cepillado después de cada comida, es conveniente limpiar los espacios interdentales con hilo o cepillos interproximales, como mínimo, una vez al día. Por su parte, la limpieza dental profesional o profilaxis está recomendada para la eliminación supragingival. Los pacientes con problemas periodontales pueden requerir tratamientos como el curetaje o el raspado y alisado radicular. Finalmente, en las revisiones periódicas podemos detectar y tratar de forma temprana cualquier patología asociada a la acumulación de placa y sarro en la boca.

Puedes ponerte en contacto con nosotros llamándonos a los teléfonos 919 20 55 82 (Rivas) / 913 01 22 06 (Rivas) / 916 15 77 60 (Fuenlabrada) o dejándonos tus datos en el formulario de nuestra página web.