Ortodoncia y muelas del juicio

La ortodoncia y muelas del juicio pueden presentarse como un desafío para los especialistas. Te contamos la razón.

La ortodoncia se centra en corregir la alineación y mordida de los dientes para lograr una sonrisa saludable y estética. No obstante, las muelas del juicio, conocidas también como terceros molares, suelen impactar la armonía de la dentadura, afectando el resultado que se haya logrado con la ortodoncia.

Para determinar el impacto potencial de las muelas del juicio, los ortodoncistas utilizan diversas herramientas diagnósticas, como radiografías y evaluaciones clínicas. Estas evaluaciones permiten a los profesionales anticipar problemas y planificar adecuadamente el tratamiento. Si quieres saber más ¡Sigue leyendo!

Impacto de las muelas del juicio en la ortodoncia:

Impacto de las muelas del juicio en la ortodoncia

 

Las muelas del juicio suelen erupcionar en la última etapa de la adolescencia o a principios de la edad adulta. Muchas veces estas muelas no tienen suficiente espacio para ubicarse adecuadamente en la boca, lo que las lleva a ejercer presión sobre los dientes adyacentes, provocando apiñamiento o desplazamiento dental.

Esa presión puede deshacer los efectos de un tratamiento de ortodoncia previo, haciendo que los dientes pierdan la alineación nuevamente e incluso puede afectar las raíces de los dientes vecinos, causando dolor y potencialmente dañando la estructura de estos dientes. 

Las muelas del juicio también pueden acumular s de la comida y bacterias debido a su difícil acceso para la limpieza. Esto aumenta el riesgo de caries e infecciones, que pueden extenderse a los dientes adyacentes y las encías, lo cual es un problema para el tratamiento de ortodoncia.

Ahora bien, si las muelas del juicio erupcionan durante el tratamiento, éste se puede volver más incómodo y menos efectivo, dada la inflamación y dolor que se presenta. 

En otras palabras, las muelas del juicio son todo un desafío cuando de ortodoncia se trata, por lo que debe hacérsele seguimiento para minimizar sus efectos negativos.

¿Cómo se mide el posible impacto?

Los ortodoncistas emplean un conjunto de herramientas diagnósticas que les permiten evaluar el impacto potencial de las muelas del juicio y planificar el tratamiento de manera adecuada.

Las radiografías, revelan la posición y el desarrollo de las muelas del juicio, permitiendo identificar si estas se encuentran impactadas, es decir, si no tienen espacio para erupcionar correctamente. 

Adicionalmente, el ortodoncista analiza la mordida del paciente y el espacio disponible en la boca para determinar si las muelas del juicio podrían generar apiñamiento, desplazamiento o daño en los dientes adyacentes.

De esta manera, los especialistas pueden planificar el tratamiento de manera integral, considerando la extracción de las muelas del juicio, si es necesario, la creación de espacio en la boca o hacer un monitoreo periódico.

Opciones de tratamiento:

Opciones de tratamiento

 

Los ortodoncistas evalúan cuidadosamente cada caso y determinan la opción de tratamiento más adecuada en función de la posición, el desarrollo y el espacio disponible en la boca de las muelas del juicio. Las opciones que podría considerar son:

  1. Extracción de las muelas del juicio: Es la opción más común cuando estas se encuentran impactadas, es decir, cuando no tienen espacio para erupcionar correctamente o lo hacen en una posición inadecuada. Este procedimiento se realiza generalmente mediante cirugía ambulatoria, con anestesia local o sedación, y suele ser la mejor manera de prevenir complicaciones futuras como dolor, infecciones, daño a los dientes adyacentes o quistes.
  2. Creación de espacio en la boca: Esto puede lograrse mediante la extracción de otros dientes, generalmente premolares, o mediante la expansión del paladar, un procedimiento que ensancha el arco maxilar superior para generar más espacio.

En definitiva, la relación entre las muelas del juicio y la ortodoncia es un tema complejo que requiere evaluación individualizada por parte de un ortodoncista calificado.

En algunos casos, la extracción de las muelas del juicio puede ser necesaria para garantizar el éxito del tratamiento de ortodoncia y la salud bucal a largo plazo. Sin embargo, no siempre es la única opción.

Los avances en el diagnóstico y planificación del tratamiento permiten a los especialistas determinar el mejor curso de acción para cada paciente, considerando factores como la posición de las muelas del juicio, el espacio disponible en la boca y el estado general de la salud bucal.

Si estás pensando en iniciar un tratamiento de ortodoncia, no dudes en consultar con un ortodoncista experimentado para discutir la posible influencia de tus muelas del juicio en el proceso y las opciones disponibles para ti. 

¡No pongas en riesgo los resultados de tu ortodoncia! Consulta con un especialista y asegura una sonrisa radiante y una salud bucal de por vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *