Dentista para personas con discapacidad

En Clínicas Nobel somos fiel creyente que de, una persona con necesidades especiales no tiene que adaptarse al mundo, es el mundo que debe adaptarse a ellas. Es por ello que decidnos aumentar nuestro conocimiento en el tratamiento dentista para personas con discapacidad, y así ofrecerles la atención que se merecen.

¿Qué se considera una persona con discapacidad?

Dentista para personas con discapacidad

Un paciente con discapacidad es aquella que requiere una atención especial y concreta a la hora de tratarlo clínicamente. Esto puede deberse a alguna enfermedad, condición, o tratamiento médico que se esté realizando. A continuación te detallaremos los tipos de pacientes que requieren de una atención especial

Fobia al dentista:

No se trata de un simple nerviosismo o susto, las personas con fobia al dentista presentan una sensación de gran angustia, que les impide controlar sus emociones y acciones. Esto no es algo pasajero, en realidad esto les impide ser colaboradores con el especialista durante el tratamiento.

Discapacidades psíquicas:

Pacientes con trastorno de desarrollo intelectual, tales como: Síndrome de Down o Alzheimer requieren de un trato distinto, que les permita sentirse cómodos, para poder tener una actitud favorable al tratamiento.

Discapacidades sensoriales:

Los pacientes que presentan alguna condición que les dificulta conectar con otra persona, como por ejemplo: el autismo, necesitan que el especialista se esfuerce por generar un vínculo de confianza y comunicación, y le dé el tiempo necesario para adaptarse al ambiente para poder tener una actitud colaboradora.

Discapacidades físicas:

Este tipo de paciente requiere que las instalaciones estén adaptadas a sus necesidades, de esa manera les será más fácil el acceso a la clínica y a los tratamientos dentales requeridos.

Condición médica crónica:

Pacientes con problemas de coagulación, diabéticos, hipertensos, etc., requieren de cierta atención especial. Esto debido a que algunos tratamientos dentales pueden afectar la condición médica crónica que la persona presenta.

Epilepsia:

Los pacientes que sufren de epilepsia necesitan un plan específico para controlar posibles problemas gingivales y ciertas precauciones al momento de realizarse un tratamiento odontológico.

¿En qué diferencia una dentista para personas discapacitadas?

Cuando un especialista en odontología decide atender de la manera más adecuada a una persona con discapacidad, la cualidad que más resalta es el interés sincero. El dentista debe interesarse de verdad por el paciente, realmente procura entenderlo, esto lo motiva a buscar las mejores formas de realizar el tratamiento que necesita.

Pero eso no es todo, también investiga a fondo su condición, es decir, la razón por la cual necesita una atención especial. Solo de esa manera tendrá los concomimientos y las capacidades necesarias para poder mejorar la salud dental de paciente. Y, no menos importante, está al día con los métodos que han dado mejores resultados en personas con discapacidad.

Sedación consciente y anestesia general en procesos odontológicos:

Dentista para personas con discapacidad

Aunque la sedación consciente y la anestesia general no son los métodos más populares para lidiar con el dolor en las intervenciones odontológicas, recientemente se ha logrado denostar que tiene una mejor eficacia al momento de tratar pacientes con algún tipo de discapacidad o enfermedad crónica.

La sedación consiente es un método que induce una sensación reversible de relajación y calma en el paciente, lo cual permite que colabore con el especialista sin estar totalmente dormido. Este método pudiese ser el más ideal para personas con discapacidad cognitiva, enfermedades crónicas o que simplemente le tienen fobia al odontólogo. Por supuesto, será el especialista que determine si se debe –o no- aplicar este método en el paciente

Por otro lado, la anestesia general induce un estado de inconsciencia reversible, lo cual permite que el paciente esté profundamente dormido por un par de horas. Esto le impedirá reaccionar a cualquier estímulo sensorial o de dolor. Dicho método posiblemente sea el más eficaz en personas con discapacidades mentales o físicas, siempre y cuando el especialista así lo vea conveniente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *