¿Cómo limpiar un implante dental?

La higiene dental es fundamental para la salud general, y esto se vuelve aún más importante cuando se tienen implantes dentales. 

Una correcta limpieza no solo preserva la salud de las encías y el tejido cercano, sino que también asegura la longevidad y el éxito del implante, previniendo complicaciones como infecciones y periimplantitis.

En esta oportunidad te queremos presentar algunos aspectos fundamentales a considerar si te sometes a un tratamiento de implante dental.

¿Cómo limpiar un implante dental?

¿Cómo limpiar un implante dental?

 

Muchos problemas relacionados con los implantes dentales están vinculados a una higiene bucal inadecuada. 

Para cuidar un implante dental, es esencial usar las herramientas y productos adecuados. En ese sentido, es recomendable usar cepillos de dientes de cerdas suaves o extrasuaves. 

En cuanto a la pasta dental, privilegia las que contienen fluoruro para fortalecer los dientes y prevenir caries. Asimismo, es importante que evites las pastas dentales abrasivas, pues pueden dañar el implante. 

También es importante el uso de hilo dental especial para implantes, el cual es más grueso y suave que el normal. Los cepillos interdentales pequeños también son ideales para limpiar entre los implantes y los demás dientes. 

Adicionalmente, es importante que escojas un enjuague bucal con antiséptico para eliminar bacterias y prevenir infecciones, pero escoge los que no tengan alcohol y evita así la irritación de las encías.

Respecto al momento de realizar la limpieza, es fundamental usar técnicas adecuadas, las cuales enumeramos a continuación:

Técnicas de limpieza:

Técnicas de limpieza

La limpieza adecuada de los implantes dentales es esencial para mantenerlos sanos. Para lograrlo efectivamente, es importante aplicar las siguientes técnicas:

Cepillado correcto:

Para limpiar adecuadamente un implante dental, es crucial emplear la técnica correcta de cepillado y lograr así remover los restos de comida y la placa sin maltratar la encía. Para lograrlo,  coloca el cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados con respecto a la línea de las encías. 

Seguidamente, haz movimientos suaves y cortos de lado a lado, asegúrate de cubrir todas las superficies del implante y la corona. 

Cumple esta rutina de cepillado al menos dos veces al día, preferiblemente después de las comidas.

Uso del hilo dental:

El uso adecuado del hilo dental es esencial para mantener la limpieza y la salud de los implantes dentales. Para comenzar, inserta con cuidado el hilo dental entre el implante y el diente adyacente, asegúrate de no forzarlo ni dañar los tejidos circundantes.

Una vez insertado, envuelve suavemente el hilo dental alrededor del implante formando una «C». Con movimientos suaves, desliza el hilo hacia arriba y hacia abajo, asegurándote de limpiar los espacios interdentales de manera efectiva. Este movimiento eliminará la placa y los residuos de alimentos que se acumulan alrededor del implante.

Repite este proceso con delicadeza en cada espacio entre los dientes alrededor de los implantes. 

Esta técnica te ayudará a prevenir la acumulación de bacterias y, por ende, evitar la inflamación de las encías o la periimplantitis.

Enjuague bucal:

El enjuague bucal complementa la rutina diaria de cuidado bucal y es crucial para mantener la salud de los implantes dentales. Se recomienda su uso una vez al día, preferiblemente después del cepillado, para asegurar una limpieza completa y así controlar la acumulación de bacterias y reducir la placa.

Al utilizar el enjuague bucal, es importante que midas la cantidad adecuada según las instrucciones del producto. Luego, vierte el enjuague en el tapón o en un vaso dosificador y haz buches durante al menos 30 segundos. Esto para asegurar que el enjuague llegue a todas las áreas de la boca, incluidos los espacios difíciles de alcanzar alrededor de los implantes. Finalmente, escupe todo el enjuague bucal.

Limpieza Profesional:

La limpieza profesional es fundamental en el mantenimiento de la salud de los implantes dentales. Es recomendable que las visitas  al odontólogo se realicen cada seis meses para garantizar un control óptimo y prevenir problemas bucales.

Además de eliminar la placa y el sarro, la limpieza profesional  te brinda la oportunidad de que el profesional haga una evaluación de los implantes y de toda el área bucal, para abordar oportunamente cualquier complicación.

Al adoptar estas prácticas en tu rutina diaria de higiene bucal, estarás fortaleciendo la salud de tus implantes y previniendo posibles complicaciones, como la periimplantitis. 

Toma el control de tu salud bucal y adopta prácticas de higiene rigurosas para cuidar tus implantes dentales. Consulta a tu odontólogo de forma regular para asegurar el éxito de tu implante.

Recuerda,  una sonrisa saludable y funcional comienza con una higiene bucal adecuada de tus implantes dentales.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *