¿Cómo poner un implante dental?

Los odontólogos cumplen un procedimiento bien específico para poner un implante dental, sigue leyendo y conoce de qué se trata.

La pérdida de dientes puede afectar negativamente nuestra salud bucal y nuestra autoestima. Es aquí donde los implantes dentales se presentan como una solución eficaz y duradera para restaurar la funcionalidad  bucal y estética de la sonrisa.

En esta oportunidad te hablaremos sobre el proceso de colocación de un implante dental. Así contarás con información clara y precisa para aquellos que buscan recuperar su sonrisa con esta innovadora técnica.

Procedimiento para poner un implante dental:

Procedimiento para poner un implante dental

A continuación, te presentamos un resumen detallado del proceso de colocación de un implante dental:

1. Evaluación y planificación :

Antes de someterte al proceso de colocación de un implante dental, es fundamental hacer una evaluación minuciosa de tu salud bucal y la condición de tus estructuras óseas. Esta evaluación no solo garantiza el éxito del tratamiento, sino que también previene posibles complicaciones durante y después del procedimiento.

El primer paso en este proceso es la evaluación de tus encías y hueso maxilar. El especialista examinará la salud de tus encías para asegurarse de que estén libres de enfermedades periodontales, ya que estas pueden evitar que el implante se integre. 

Además, evaluará la cantidad y calidad del hueso disponible en la zona donde se colocará el implante, ya que un volumen óseo insuficiente puede requerir técnicas adicionales, como injertos óseos.

Además de la evaluación clínica, el odontólogo revisará tu historial médico completo para identificar cualquier estado médico preexistente que pueda influir en el procedimiento o en el proceso de cicatrización. Es muy importante que informes al especialista sobre cualquier enfermedad crónica, alergias o medicamentos que estés tomando.

Para obtener una visión detallada del área donde se colocará el implante, se te indicarán radiografías dentales, como radiografías periapicales y panorámicas. En casos más complejos o para una planificación tridimensional precisa, se puede recomendar una tomografía computarizada.

De acuerdo a los hallazgos de la evaluación inicial, el especialista planificará el tratamiento, determinando el número de implantes, el tipo de prótesis dental que se utilizará y el diseño estético de la restauración dental.

En esta fase, el odontólogo te brindará detalles sobre el tratamiento, los costos asociados y el tiempo estimado que llevará completar el proceso. 

Si tienes dudas, es el momento para que se las hagas saber a tu odontólogo, recuerda que es muy importante que estés informado sobre todos los aspectos relacionados con este tratamiento.

2. Colocación del implante:

La colocación de un implante dental es un procedimiento quirúrgico ambulatorio que se lleva a cabo bajo anestesia local, lo que garantiza que estés despierto pero sin sentir dolor durante el proceso.

El procedimiento comienza con una cuidadosa incisión en la encía para exponer el hueso maxilar subyacente. Esta etapa es crucial para asegurar un acceso adecuado al sitio de colocación del implante. 

Una vez expuesto el hueso, el odontólogo utiliza herramientas especializadas para preparar el área ósea, creando un orificio del tamaño y la forma precisos para el implante. El implante se inserta con precisión en este orificio y se atornilla firmemente en su lugar.

Una vez colocado el implante, se procede a cerrar la incisión con suturas finas para facilitar una adecuada cicatrización y proteger el área mientras se recupera. 

Este proceso quirúrgico, aunque breve, requiere habilidad y precisión por parte del especialista para garantizar resultados óptimos y una recuperación sin complicaciones.

3. Osteointegración:

Osteointegración

La osteointegración es un proceso natural que involucra la interacción entre el implante de titanio y las células óseas del maxilar. El titanio, por su biocompatibilidad, permite que las células óseas se adhieran a su superficie, formando nuevo tejido óseo alrededor del implante.

Este es un proceso que puede durar entre 3 a 6 meses, dependiendo de diversos factores como la calidad del hueso y la salud del paciente.

4. Colocación de la prótesis:

Colocación de la prótesis

Completada la osteointegración, el odontólogo colocará la prótesis sobre el implante. La prótesis puede ser una corona dental, un puente o una prótesis completa, dependiendo de las necesidades específicas del paciente.

La corona dental es una prótesis individual que se coloca sobre un solo implante para reemplazar un diente faltante. 

El puente dental se utiliza para reemplazar dos o más dientes faltantes, mientras que la prótesis completa se utiliza para reemplazar todos los dientes de un arco.

Por su parte, la prótesis se fabrica a medida para adaptarse perfectamente a la boca del paciente, asegurando una apariencia natural y una función óptima.

5. Cuidado posterior para un resultado exitoso:

Luego de la colocación de la prótesis, es importante seguir las instrucciones del odontólogo para garantizar una correcta cicatrización y un resultado exitoso. 

Considera que existe la posibilidad que experimentes algunas molestias o hinchazón después del procedimiento, pero estas suelen ser leves y temporales. 

No olvides mantener una excelente higiene bucal y asistir a tus controles odontológicos para garantizar que todo esté bajo control.

Si estás considerando recuperar tu sonrisa con implantes dentales, te invitamos a consultar con un odontólogo especialista y experimentado, que evalúe tu condición dental y te recomiende la mejor alternativa para ti.

Recuerda que los implantes dentales pueden ser una inversión en tu salud bucal y bienestar general, brindándote la confianza y la comodidad que necesitas para sonreír sin complejos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *