¿Por qué duele un implante dental?

Si recién te realizaste un implante dental, pudieras estar sintiendo dolor y seguramente te preguntas por qué duele. Sigue leyendo y conoce las causas más comunes.

Sentir molestias después de hacerte un implante dental es normal y generalmente leve y temporal. Tu cuerpo necesita tiempo para adaptarse a la nueva prótesis y para que el proceso de cicatrización se complete.

No obstante, en algunos casos el implante pudiera complicarse y el dolor pudiera ser una señal de alerta de que algo no anda bien. A continuación, te mencionamos las causas que podrían generar dolor y cuándo deberías acudir al odontólogo. 

Causas comunes del dolor luego de un implante dental

Causas comunes del dolor luego de un implante dental

Son varias las razones por las que puedes sentir dolor luego de un implante dental, entre las más comunes se encuentran:

  • Inflamación postoperatoria: Los primeros días después de la cirugía, es normal experimentar molestias e hinchazón en el área del implante. Se trata de una respuesta natural del cuerpo a la intervención y, por lo general, disminuye con el tiempo.
  • Lesión del nervio: Aunque no es común que ocurra, podría tratarse de un nervio que haya sido lesionado durante la cirugía. Si el dolor es intenso o sientes adormecimiento y hormigueo, consulta con tu especialista inmediatamente.
  • Infección: La periimplantitis o infección del implante también puede causar dolor, enrojecimiento, hinchazón y pus. Esto es una complicación grave, por lo que es importante la evaluación del odontólogo, quien una vez confirmado el diagnóstico te indicará tratamiento con antibióticos. Es fundamental que los casos de infección sean atendidos inmediatamente, pues esta complicación puede llevar incluso a la pérdida del implante.
  • Sinusitis: La colocación de implantes en el maxilar superior puede, en algunos casos, desencadenar sinusitis, una condición que genera dolor e inflamación en los senos paranasales. Afortunadamente, esta complicación suele ser temporal y se resuelve por sí sola o con un tratamiento médico sencillo.
  • Rechazo del implante: Si bien el dolor después de la colocación de un implante dental es común y generalmente leve, en algunos casos, podría ser un indicio de que el cuerpo está rechazando el implante. Si experimentas dolor intenso, persistente o acompañado de otros síntomas como movilidad del implante, enrojecimiento excesivo o pus, es urgente que acudas a tu especialista. 

Factores de riesgo:

Factores de riesgo

Si bien el dolor inmediatamente después de hacerse un implante dental es común, existen ciertos factores que pueden incidir. Algunos de ellos son:

  • Fumadores: El tabaco afecta la cicatrización y aumenta el riesgo de infección, lo que puede intensificar el dolor y prolongar el proceso de recuperación.
  • Pacientes con diabetes: La diabetes puede afectar la cicatrización y aumentar el riesgo de infección, por lo que los pacientes diabéticos son más proclives a sentir dolor luego de colocarse un implante. Por tanto, es importante que tu especialista esté al tanto de tu condición y así, pueda tomar las medidas necesarias durante y después de la cirugía.
  • Mala higiene bucal: Una mala higiene bucal puede aumentar el riesgo de infección después de la cirugía de implantes, si el área se infecta lógicamente las probabilidades de sentir dolor aumentan.
  • Pacientes con ansiedad o miedo al odontólogo: La ansiedad puede aumentar la percepción del dolor. En estos casos, es conveniente que practiques técnicas de relajación, antes, durante y luego de realizarte el implante.

¿Cuándo consultar al especialista?

¿Cuándo consultar al especialista?

Si bien es normal experimentar algunas molestias después de someterse a un implante dental, es importante que consultes con tu especialista si presentas:

  • Dolor intenso o persistente.
  • Fuerte hinchazón o enrojecimiento en el área del implante.
  • Fiebre o pus.
  • Dificultad para respirar o tragar.
  • Movilidad del implante.

Consejos para reducir el riesgo de dolor:

Si está considerando colocarse implantes dentales, puede tomar medidas para reducir el riesgo de dolor después de la cirugía.

En primer lugar, debes tener en cuenta que la experiencia y habilidad del profesional de la odontología es fundamental para minimizar riesgos con el implante dental y, por tanto, asegurar su éxito.

En segundo lugar, es importante atender las recomendaciones de tu odontólogo para los días anteriores y posteriores de la cirugía. Esto te permitirá asegurar una recuperación exitosa y reducir el riesgo de dolor.

Y, definitivamente, evitar las infecciones es fundamental. Por ello debes prestar mucha atención a tu higiene bucal y hacer las visitas de control que te indique tu odontólogo y le informes sobre cualquier estado médico padezcas, como diabetes o problemas de cicatrización, ya que estos pueden afectar tu recuperación y aumentar el riesgo de dolor.

No hay duda que los implantes dentales ofrecen una solución permanente ante la falta de dientes. Además, son una alternativa ideal para recuperar la armonía de tu sonrisa. Sin embargo, como todo tratamiento, tiene algunos riesgos de complicarse, por lo que es importante estar atento a su evolución, sobre todo, cuando tengas dolor.

En todo caso, ante la duda o molestias, lo mejor es que consultes con tu especialista para que minimices el riesgo de complicaciones y puedas actuar a tiempo. Recuerda, siempre es preferible prevenir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *